Logo iDISC - Making Communication Easy

¿La traducción es prioritaria en un mundo pos-COVID-19?


17 de junio de 2020



En ciertos aspectos, el mundo ha cambiado mucho más en los últimos meses que en las últimas décadas. No lo vimos venir, como suele ocurrir con las cosas realmente importantes de la vida. Ante el panorama actual, las empresas están revisando minuciosamente su presupuesto a fin de reconsiderar sus prioridades y desarrollar nuevas estrategias para superar esta crisis. Uno de los temas habituales que se ponen sobre la mesa es si la traducción debe ser una prioridad o no.

¿Es realmente prioritario traducir o seguir traduciendo contenido ahora que el ritmo de la globalización parece que está aflojando? ¿Merece la pena invertir este dinero?

 

El instinto empresarial nos dice que sí. Veamos los motivos.

 

Uno de los mayores retos a los que se enfrentan las empresas ante esta crisis es trasladar su actividad a la nube en la mayor medida posible. Por un lado, con el confinamiento, la prioridad inicial era proteger a los empleados. En este sentido, la mayoría de las empresas recurrieron a las videoconferencias y al teletrabajo. Por otro lado, ahora que los eventos y las ferias comerciales han pasado al ámbito digital, la presencia en línea de una empresa es más importante que nunca para conseguir que crezca la marca y, en última instancia, se expanda el negocio. Esta tendencia ha llegado para quedarse.

 

El sitio web como herramienta clave

 

Si bien las redes sociales son muy importantes, la herramienta clave para que la presencia en línea de una empresa tenga éxito sigue siendo su sitio web. Por lo tanto, hoy día es primordial que el sitio web de tu empresa esté traducido a los idiomas de tus mercados más importantes. Sin embargo, cuanto mayor sea la visibilidad, mayor es la responsabilidad por lo que se refiere a la calidad. Actualmente, una traducción deficiente puede influir de manera directa en las ventas o a la hora de conseguir nuevos clientes potenciales.

 

SEO, optimización de motores de búsqueda: la aguja en el pajar

 

Contar con un sitio web de calidad es muy importante, pero ¿de qué sirve si no se puede encontrar fácilmente? Lo mismo ocurre con los sitios web multilingües. Si las empresas solo desarrollan la optimización de motores de búsqueda (SEO) para su sitio web en inglés, es obvio que su alcance multilingüe quedará corto. La SEO debe aplicarse y desarrollarse en todos los idiomas del sitio web. A fin de atraer más tráfico, los términos empleados en la SEO deben sonar genuinos en cada idioma. Para ello, no basta con una traducción básica. En este caso, la localización es la solución adecuada, ya que se deben tener en cuenta las barreras y los matices culturales.

 

Comercio electrónico: la nueva normalidad

 

El confinamiento impuesto por la pandemia provocó el cierre temporal de muchas tiendas físicas. La única alternativa para mantener la actividad era el comercio electrónico. Fruto de ello, están apareciendo y consolidándose nuevos hábitos de compra en línea. Estos hábitos no desaparecerán una vez que haya terminado la crisis, y eso las empresas lo saben. Muchos sectores están desarrollando y expandiendo su presencia en el ámbito virtual. Con el auge del comercio electrónico, aumenta la necesidad de recurrir a la traducción, ya que la gente gasta más dinero cuando compra en su propio idioma.

 

«Si crees que es caro contratar a un profesional para hacer el trabajo, ya verás cuando contrates a un aficionado», Red Adair

 

Una mayor visibilidad en línea conlleva un riesgo más alto del impacto de una traducción de mala calidad. El daño que puede causar a la marca de una empresa es mayor que nunca. El contenido traducido es el único indicador que puede evaluar un comprador potencial en línea. Y todos los compradores son susceptibles de juzgar la calidad de un producto o servicio basándose en la calidad del contenido traducido. Esto plantea un reto importante, ya que algunas empresas consideran la traducción profesional como un gasto que debe evitarse, sobre todo en época de crisis. Si el presupuesto para la traducción es demasiado bajo como para que unos traductores profesionales nativos lleven a cabo todo el proceso, como mínimo la revisión final sí que deberían hacerla estos profesionales para garantizar una calidad óptima. Disponer de contenido en línea traducido de forma impecable es una fantástica oportunidad para conseguir que una marca destaque en los mercados locales.

 

Sofia Alves Machado
Key Account Manager
iDISC Information Technologies


ISO-9001 | ISO-17100Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas
SíguenosFacebookTwitterLinkedInYoutube
© 2020 iDISC Information Technologies, S.L. | All Rights Reserved | Passeig del Progrés, 96 - 08640 Olesa de Montserrat (Barcelona) | Tel. (+34) 93 778 73 00