¿Qué beneficios tiene?

Implantación inmediata

Al no requerir programación, un servidor proxy puede estar funcionando y multiplicando tus oportunidades de venta internacionales en cuestión de minutos.

Aplicable por fases

No es necesario tener todo el contenido traducido previamente, sino que se puede usar la traducción automática provisional mientras se completa la traducción definitiva, por lo que el flujo de servicio no se detiene. 

Integrable en cualquier entorno

El proxy procesa el texto de cualquier página web, tanto si procede de entornos dinámicos y cambiantes, como de repositorios de información estática, o de una combinación de ambos.

Conoce más del proxy de iDISC

La automatización de la traducción web

El proxy que utiliza iDISC gestiona las traducciones web de manera automática. Tanto si las extrae de bases de datos de traducciones humanas multilingües, como si envía el contenido a un motor de traducción automática, reinserta el texto traducido dentro del código de la página y el formato no sufre alteraciones. Esto hace que las páginas web se traduzcan en tiempo real, sin tener que esperar a que una persona del equipo de traducción intervenga, por lo que el contenido se proporciona en distintos idiomas de forma ágil e instantánea. A medida que se van realizando los procesos de revisión, este sistema combinado da solución al reto de mantener siempre traducidos los contenidos sujetos a actualizaciones continuas, creando así un ciclo constante de mejora.

 

MÁS INFORMACIÓN